Escuela Tantra y Respiración es un lugar revolucionario en el que ayudo a mujeres a reencontrarse con el gozo a través de la Inteligencia sexual y el Tantra.

Me llamo Manuela y soy la mujer que nutre este espacio de placer donde podrás liberarte de tu coraza, reconocer tu poder femenino e integrar la sexualidad sagrada más allá de la cama.

Me gusta caminar descalza, soy andaluza y desde 2018 no uso ropa interior.

No la soporto, no te cuento este dato en plan hippie loca, te lo comparto porque es de las cosas más simples que cambió mi sexualidad.

 Me expreso de forma natural y quiero aclararte algo antes de nada, no tengo cursos para recuperar la libido en 30 días porque no creo en ellos, ni en los juguetes sexuales.

Y sé, que estos cursos venden mucho.

Porque te prometen una solución rápida y casi sin esfuerzo o al menos eso piensa tu mente.

Es muy humano pensar que tu problema se va a solucionar leyendo o viendo videos, no te juzgo. Yo también he gastado mi dinero, tiempo y energía en cursos así.

Pero…

Siento decirte que esto con la sexualidad no funciona 

Siendo sincera, la sexualidad sagrada es para mujeres adultas.

Adultas y comprometidas con su gozo.

Mujeres que están dispuestas a invertir tiempo en ellas.

Tu sexualidad no sólo depende de tu genital, me pongo seria, tampoco depende de tu vibrador, mucho menos de otra persona.

Está relacionada con tu vida cotidiana, cada decisión que tomas, cuenta.

  • Alimentación.
  • Salud hormonal.
  • Historia de vida (niñez).
  • Musculatura vaginal (esta zona se contractura mucho).
  • Si eres Mamá o no.
  • Si tienes un cuerpo erotizado o eres una ameba.
  • Si conoces como funciona tu cuerpo de mujer y como funciona el cuerpo del hombre, hay diferencias.
  • Como expresas tus necesidades.

Si has llegado aquí buscando la barita mágica para ser una buena amante, pierdes tu tiempo.

Encarnar la mujer salvaje y erótica que hay en ti, requiere que te salgas del molde y madures. 

Es sencillo, igual que dejar aquí tu email y recibir el taller gratuito de 7 días.

No te voy a prometer que serás la mujer multiorgásmica, ni que tendrás orgasmos cósmicos o que de tu chichi saldrán litros de agua, como he visto por internet.

Lo mío será muy básico, no hablo de teorías, me centro en pura práctica.

Si eres de las que siente frustración porque

Tienes un gran desconocimiento de tu propio cuerpo y esto te impide sentirte segura y hace que solo te centres en “cumplir”, pero ¿y tú?

Te invade la vergüenza o la culpa, te bloqueas, no te permites fluir y adiós a tus ganas.

Sientes que no hay nada sensual en ti, ni erótico o rechazas partes de ti.

Lo bueno de todo esto es que estás aquí y esta visita indica una cosa.

Quieres dejar de esperar que venga el hada madrina de los orgasmos y te toque para que tu sexualidad deje de ser cutre y pobre en matices.

Las hadas son muy cuquis, pero no existen.

Lo que sí es real es que nos falta erotismo en nuestra vida sexual.

Y nos sobran ojetes apretados.

Meditar no sólo es para mujeres espirituales que cantan mantras, también sirve para relajar la raja y que te penetre la vida.

Puede que esto te suene raro y está bien, quiere decir que al menos te lo cuestionas.

Sin huella erótica te estas perdiendo de dos actitudes muy importantes como mujer.

Tu actitud magnética, esa parte de ti que hace que te mires al espejo y quieras empotrarte a ti misma. Y la otra es que te pierdes la chispa de la vida, sin fuego interno no hay alegría de vivir.

No creas que para mí fue tarea fácil.

Me costó varios fracasos emocionales.

Una agotadora censura en lo profesional.

Tres abortos.

Y ser un bicho raro por hablar de un tema tabú, aunque vayamos de “modernos” escuchamos coño o polla y apretamos los dientes.

Imagínate que aún le decimos a nuestros peques que los bebés vienen de las cigüeñas.

A pesar de todo, me ponen muy cachonda los retos, sigo al pie del cañón y esa perseverancia me ha traído:

Conocimiento profundo de mis rincones de placer.

Descubrir cual es mi huella erótica o lo que es lo mismo, que me gusta a mí.

Tengo muchos orgasmos y me gusta tenerlos, claro que sí.

Y un vínculo con mi marido que ni en mis mejores sueños.

Lo más poderoso que aprendí del Tantra es que reducir el sexo a los orgasmos es una mediocridad. Además, limita tu placer.

Ahora te hago una pregunta: ¿Por qué limitar tu placer a 10 cm de tu cuerpo?

Si tu piel es el órgano más grande y sensitivo.

Si tu energía sexual es infinita e inagotable. Expansiva, erótica, sensual, creadora, fogosa, es la fuente del elixir divino.

Y sé que tu cabeza puede estar haciendo un corto circuito ahora por mi manera de expresarme, no te preocupes, es normal, años, décadas, milenios de represión sexual.

Esa sensación simplemente es sólo un indicador más de que tu sexualidad está en un segundo plano, tercero o que ni siquiera le has prestado atención.

¿Sabes cuál es el principal motivo por el que las mujeres no se atreven a explorar su sexualidad?

No es que la mente no pare de hablar.

Ni los traumas de la niñez.

Tampoco miedo a que las llamen zorras.

Es algo más importante que te puede amargar la existencia, si no lo identificas.

Te cuento una historia, perdí la virginidad a mis 11 años, muy joven, lo sé, pero así soy yo.

Exploradora y pionera.

Por varios años me sentí reprimida en nuestros encuentros, no disfrutaba, mi cuerpo se cerró porque casi siempre yo misma lo forzaba.

Escuche cosas como “eres muy aburrida” “no eres pasional” bla, bla, bla. Entre tú y yo si me viese ahora, fliparía.

Obviamente, se acabó y conocí a otras personas y mi cuerpo voló de placer.

Así que me pregunté a mí misma: ¿Qué ha cambiado?

Y la respuesta fue: No sólo me he quitado el peso de “tengo que llegar al orgasmo”

Me di cuenta que tengo 1,56 cm (si, soy pequeñita) de cuerpo para gozar.

Y sobre todo conocer el poder de la respiración.

Estaba desaprovechando un gran festín de placer por estar centrada en llegar a un simple postre.

Otro punto clave fue que estaba convencida que tenía que estar muy excitada antes de. Y resulta que es todo lo contrario.

El cuerpo femenino tiene un tempo muy diferente.

Necesita sentirse relajado y seguro.

Para poder abrirse como una flor.

Ir directa al cuerpo y a la integración de la práctica es lo que te llevará a flipar como lo haría mi ex si me viese ahora.

Y una cosa más…

No te fíes de estás mujeres que hablan de mí, todas han estado en mis talleres, retiros o en el Máster.

Marisa, Claudia, Ángela, Elena, Sunsi, Pili, Sandra, María, Dahiana, Myriam, Marta, Lilia, Gloria y muchas más, definen el proceso como Magia, redescubrirme, vida, presencia, novedoso, volver a casa, ser yo. Son sólo 2 minutos y creo que al menos te inspirarán.

Ella es Sunsi y tiene 62 años, hace 2 que hizo el Máster y luego ha estado en dos retiros en Tarragona y en Bali, imagínate, somos ahora muy amigas. Ella es una crack

Ella es Nie y tiene 27 años, hace 1 año que hizo el Máster y luego ha estado en el retiro de Tarragona, aún seguimos en contacto.

 Ellas te cuentan en 2 minutos y 1 segundo cómo de importante es hacer un trabajo en tribu, reconocerse en el femenino y ver los cuerpos de otras mujeres gozando de lo lindo, no tiene desperdicio mira…

Sal de tu cabeza, experimenta tu cuerpo y “que te quiten lo bailao”